Minecraft

Como domesticar un gato en Minecraft para Xbox 360

177198_10151783842985053_560986783_o

Los gatos, la novedad en la actualización #12 de Minecraft para Xbox 360

Minecraft es uno de esos pocos juegos que ha logrado exprimir mi billetera. Comencé jugando la versión para iOS, luego para el Xbox 360 y finalmente para la PC. Es un juego que a simple vista parece ridículo, pero que entraña muchos misterios por resolver. Hay dos cosas que me molestan del juego: los creepers y lo escaso de los diamantes; y es que el juego sigue una lógica bastante extraña para determinar lo que es realista y lo que no.

El día de ayer (viernes 24 de Agosto)  se liberó la actualización #12 para el Xbox 360, un port del juego desarrollado por 4J Studios. Me pregunto cómo le hacían para poder dormir por las noches, ya que su cuenta en twitter recibió miles (sino es que millones) de comentarios preguntando sobre la fecha de salida, y es que a pesar de ser una entrega bastante atrasada con respecto a la versión de PC, contiene aquello que medio mundo adora: gatos.

Por lo que a mí respecta, estaba ansioso por poder domesticar un “Ocelote” (la versión silvestre del gato). En parte porque hacerlo es un poco complicado y porque escuché que ahuyentan a los Creepers. Como dice un gran amigo, “me revientan los Creepers”.

De hecho, tras la actualización generé un nuevo mapa y tan solo mientras encontraba el lugar ideal para construir mi refugio, en el “primer día de la creación”, me atacaron dos primero (a los que sobreviví de pura suerte) y otros tres poco después, los que me mataron exactamente tres veces.

Los Creepers son los verdaderos maleantes del juego, me recuerdan mucho a los fantasmas en Pacman, cuando menos en la lógica para localizarte (y en este caso, matarte).

Pues ahí me tienen en Minecraft, consiguiendo algunos recursos y recogiendo mis cosas tres veces. Con el tiempo que me quedó antes de caer la noche, construí un refugio hecho de tierra y sin techo, de apenas dos bloques de altura. Confeccioné mis primeras antorchas, puse una de ellas y me preparaba para hacer una espada con un poco de piedra, cuando una araña cayó dentro del refugio. En la madre, una araña y yo sin armas. No me quedó de otra, a pelear a mano limpia. Requirió muchos golpes, pero al final me fue bien recompensado, pues soltó dos hilos. Justo la cantidad necesaria para construir una caña de pescar.

Al día siguiente recolecté un poco de piedra y hierro, con el cual conseguí un poco de lana, con la cual hice una cama. “Ahora si mendigos zombis, se acabó su veinte”, pensé. Ocurre que cuando cae la noche los zombis te encuentran y matan, pero si tienes una cama te acuestas a dormir y te “saltas” la noche, como si avanzaras el reloj. Al otro día puedes salir a recolectar carne de zombi si quieres.

Para entonces mi barra de “hambre” estaba muy baja, así que me puse a sembrar un poco de trigo, con el que haría pan más adelante. Maté un par de vacas y cerdos, y trasquilé algunas ovejas. Esa tarde cociné la carne y me salvé. Con el tiempo que me quedó, atrapé algunos peces utilizando mi caña recién confeccionada.

Al día siguiente recolecté el trigo, hice el pan y con pescado en mano me interné en la jungla. Verán, es aquí donde viven los Ocelotes. El mapa en la versión para Xbox 360 no es muy grande, pero si lo suficiente como para entretenerse un buen rato.

Pasó el día y no encontré ni un gato. El sol comenzaba a caer y me di cuenta de mi error: no cargué lana para construir una cama. Así que tuve que hacer otro refugio con tierra, pero esta vez con paredes de tres bloques de altura. Mientras salía el sol en Minecraft, en el mundo de verdad me fui a preparar un café.

A la mañana siguiente recorrí la jungla una vez más y de pronto, como a unos cincuenta bloques, bajando por una cascada y trepando algunos árboles; encontré un Ocelote. Aquí es donde el truco comienza.

Verán, domesticar un gato es muy sencillo, pero si no sigues el procedimiento adecuado resulta casi imposible.

En la Wiki de Minecraft se describe el proceso a detalle, aquí les listo las cosas que me parecen más importantes a tener en cuenta:

  1. El Ocelote se debe acercar a ti, no puede ser al revés. Si te acercas a ellos, saldrán corriendo.
  2. No les gusta que los mires (poner la guía del mouse sobre ellos) o que hagas movimientos bruscos o que saltes o que corras o que brinques. Lo mejor es que te quedes quieto.
  3. Les gusta el pescado crudo, no aceptan otra cosa.
  4. Deben tener, en todo momento, la posibilidad de escapar de ti o cualquier otro peligro. De sentirse encerrados, no podrás domesticarlos.
  5. No debes estar cerca de mobs hostiles (zombis, creepers, esqueletos, etc.).
  6. El color del Ocelote no determina el color que tendrá el gato, así que no seas quisquilloso.

El procedimiento para atraparlos domesticarlos es muy sencillo:

  1. Junta todo el pescado que puedas. La Wiki dice que puede tomarte entre tres y veinte piezas de pescado para conseguir un gato. La primera vez que lo intenté utilicé cinco piezas, la segunda solo tres. Llevé doce, “por si las moscas”.
  2. Los Ocelotes viven en la jungla, así que a explorar el mapa. En mi caso estaba muy cerca de una y tampoco era muy grande, así que le di varias vueltas hasta encontrar uno.
  3. Cuando encuentres al Ocelote camina despacio y acércate un poco, no mucho, solo lo suficiente para que te vea. Necesitas tener en la mano el pescado, de otra forma saldrá corriendo. Si no te ve, seguirá su camino. Acércate un poco más, no te desesperes.
  4. Cuando te vea, aparta la guía del mouse lo suficiente como para que no quede encima del ocelote, pero puedas verlo sin problemas. Si lo haces bien, verás que él solito se acerca a ti. No muevas la pantalla o camines, solo quédate quieto, él hace todo el trabajo.
  5. Cuando esté cerca de ti se quedará quieto, entonces le das una pieza de pescado. Verás que aparecen unos sprites (imágenes) como si fuera polvo, lo que significa que no le agrada (o algo así). No te muevas, dale otra pieza de pescado y repite el proceso hasta que aparezcan corazones. Puedes darle muchas piezas de un solo golpe y probablemente funcione también, pero si quieres conseguir otros gatos lo mejor es que lo hagas poco a poco y ahorres pescado.
  6. Cuando hayan salido los corazones, el gato cambia de color. ¿Qué color es el que sale?, es cuestión de random (suerte).

Ahí lo tienes, una vez domesticado te seguirá a donde quiera que vayas, y como todo gato estará maullando todo el tiempo, lo cual puede ser un poco molesto si tienes muchos de ellos. Basta con domesticar dos gatos, puedes crecer la familia dándoles más pescado.

Una cosa que vale la pena mencionar es que, efectivamente, los Creepers parecen tenerles miedo, pues cuando ven un gato se alejan, pero no se van. Es decir, se quedan a cierta distancia, como esperando a que el gato desaparezca. Lo mejor es no ignorarlos y atacarlos con cuidado, de otra forma te pueden aplicar la misma que en Chernóbil.

Ahora sí, puedes convertirte en ese criador de gatos que siempre quisiste ser. Solo ten en cuenta una cosa: a los gatos les gusta sentarse ahí donde tú no quieres que lo hagan. Si se sientan sobre un cofre, no podrás abrirlo.

Hay muchos otros cambios interesantes con esta actualización, pero estoy seguro que esta es la más interesante. ¿Por qué otra razón querrías que llegara?

Licencia Creative Commons
Como domesticar un gato en Minecraft para Xbox 360 por Eduardo Ferrón, a excepción del contenido de terceros y de que se indique lo contrario, se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported Licencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>